//Saudade

Saudade

Gerardo Alquicia Zariñán

Este calor que muerde mis ojos
y mancha mi lengua con la llama del hastío
es el triste fuego anegado en mi pecho…

Saudade PDF